EL BLOG DE LOS REGIONALISTAS ALCALAÍNOS

El foro-blog Provincia para Alcalá YA nace como el lugar de reunión y opinión de los regionalistas alcalaínos. Nuestro objetivo se basa en que sea reconocida una provincia complutense además de que luchamos contra el centralismo propugnado por la CAM. Para aquellos que creemos que las comarcas unidas de Alcalá tienen derecho a administrarse por sí mismas, a seguir manteniendo nuestra cultura y a progresar a nuestra manera, este es nuestro punto de encuentro.


Te invitamos a echar un detenido vistazo a nuestro blog o si lo deseas, dar un paseo por nuestro foro (botón morado de la derecha)

martes, 10 de junio de 2008

La reforma del Estatuto de Autonomía de Madrid y Alcalá


-->
(Carta al director enviada por Provincia Para Alcalá al semanario comarcal Puerta de Madrid y publicada en el número 2047 del día 24 de mayo de 2008)
Señor director,

En las últimas dos semanas hemos podido contemplar con gran satisfacción cómo algunos convecinos complutenses, amantes de la Ciudad y su Tierra al igual que nosotros y detractores de todo lo que pudiera resultar ingnominioso contra ambas, han manifestado en sendas cartas sus propuestas para mejorar la actual situación socio-cultural de la Comarca de Alcalá. Estas cartas, publicadas en los números 2043 y 2004 del semanario, son obra de la Asociación Hijos y Amigos de Alcalá, la cual nos ha llenado de alegría e ilusión con sus ideas y la animamos a proseguir.
Nos sumamos a esta pequeña saga de artículos iniciada por la Asociación, aunando nuestras propuestas a las suyas, siempre con el fin común de conseguir lo mejor para Alcalá y para toda la constelación de municipios con la que hemos compartido varios siglos hasta su desorientación bajo el centralismo madrileño:


Parece que la Comunidad Autónoma de Madrid se enfrenta a nuevos retos, empujada por el rumbo que lleva nuestra sociedad y sus necesidades; el estatuto de autonomía, por tanto, es susceptible de modificación y ya se está hablando de ello.

El que este año cumple 25 años avala una autonomía monocefálica y con clara dominancia de la villa de Madrid sobre el resto de municipios de la antigua provincia. En los previos a la aprobación del estatuto de la Comunidad de Madrid, que es el nombre correcto según el artículo primero de dicho texto y no Madrid a secas, en nuestra ciudad se oyeron voces que pedían cotas de protagonismo más altas para Alcalá. Hubiera sido muy decoroso que la vieja y gloriosa Complutum hubiera ostentado algún papel como sede de órganos de gobierno autonómico.

No fue así y Alcalá se quedó como uno más de cuantos satélites dormitorio y subsidiarios rodean la capital. Desde entonces, Alcalá formaba parte del “Gran Madrid” y de su área metropolitana y su condición real de centro gravitatorio en su comarca quedaría ignorado desde las publicaciones hechas en Madrid.

Así pues, Alcalá dejó de ser cabeza de su alfoz regido por tres fueros medievales hasta fechas relativamente recientes a favor de la unidad que, desde 1833, sería la provincia de Madrid; y dejó de ser sede de la mundialmente conocida Universidad Complutense, que sería trasladada a la Villa y Corte, cayendo nuestra Ciudad ene. Olvido, abandono y posterior ruina, viendo cómo sus edificios y sus tesoros se perdían, en muchos casos, para siempre; y, a la par que la “inocentada de Alcalá”, su anterior condición de sede episcopal hasta que quedó anulada por la silla arzobispal toledana no sería reconocida cuando se crea la diócesis de Madrid-Alcalá, pues no sólo la sede del obispo no estaría en Alcalá sino en Madrid y siquiera el nombre de la nueva diócesis llevaría el nombre de Alcalá antes que el de la vecina capital. Y así, llegaríamos a las voces que aclamaban una capitalidad autonómica en Alcalá, como Santiago y Mérida, sin ser capitales de provincia sí veían reconocida su gloria histórica y su peso en el conjunto de España. Madrid, capital del estado, por el contrario, no fue capaz de despojarse de “migajas” para recompensar a su vecina complutense, de la cual se había nutrido para hacerse más grande y más metrópoli europea.

En España tenemos el caso de Cartagena, histórica ciudad perteneciente a la comunidad autónoma de la Región de Murcia y clave para entender la historia de España, ésta es sede de la Asamblea Regional a pesar de que la capital y sede de los órganos institucionales regionales es la ciudad de Murcia. He aquí otro caso de desprendimiento por parte de la ciudad capital de provincia y autonómica. Cartagena vive una aspiración provincial; quiere ser la capital de su provincia dentro de la misma comunidad autónoma. Durante la redacción de su estatuto de autonomía, antes de 1982, numerosas voces pedían las dos provincias, la cartagenera y la murciana. Hoy, el mismo gobierno central de España ha desdoblado su presencia en ambas ciudades para crear cierto sentimiento territorial con base en Cartagena; del mismo modo, acepta la provincialidad siempre que el estatuto de autonomía lo recoja.

Alcalá no fue capital de la Cartaginenses pero sí tuvo un papel de centro rector en un amplio territorio del centro de España en tiempos de Complutum; también como polo religioso en época visigoda, lo que la llevó a ser diócesis hasta la integración de Alcalá en el Señorío de Toledo; como mercado y como cabeza de la Comunidad de Villa y Tierra fue una población notable dentro de Castilla; su papel de foco intelectual y cultural en sus siglos de gloria como universidad es por todos sabido; hoy, Alcalá tiene universidad refundada, es sede episcopal que abarca parte de su territorio histórico y centro comarcal agrícola o como sede del extenso territorio que es la Subdirección de Área Territorial de la Consejería de Educación; todos conocemos que sigue siendo cabeza de partido judicial, aunque fragmentado y leve recuerdo de aquél partido que se unió al de Madrid y ambos formaron la provincia madrileña.
Por si fuera poco, Alcalá es la población de referencia del denominado Corredor del Henares, que preferimos llamar Valle del Henares. Tal comarca supera el medio millón de habitantes, es decir, una señora provincia. Por si fuera poco, la representación política de nuestra comarca en el ámbito político nacional y autonómico es exiguo.
Parece que son méritos suficientes para que se concediera a la Ciudad de Alcalá el privilegio de ostentar alguna función en el mapa político y organizativo de la Comunidad de Madrid. Un pequeño despojamiento de la gran Madrid haría que Alcalá dejase de ser una simple estación de cercanías del entramado ferroviario metropolitano de Madrid. Quizá en forma de provincia de descongestión de la madrileña (como surgió las diócesis getafense y alcalaína), quizá como comarca histórica de la Tierra de Alcalá como la Comarca de Guadix, la Tierra de Ayllón, el Campo de Cartagena o la Comunidad de Albarracín, en caso de una probable comarcalización. En caso de una nueva provincia complutense, apuntamos que la creación de la diputación provincial aumentaría la representación politica de la Comunidad Autónoma de Madrid en las Cortes Generales y favorecería la descentralización dentro de la Comunidad Autónoma.
Por todo esto, tanto una comarcalización a favor de Alcalá y su Tierra como una provincialidad argumentando el pasado histórico y el peso demográfico y económico actual, así como la deuda que existe con Alcalá, merece ser incluida en la futura reforma del estatuto de autonomía de la Comunidad de Madrid.

5 comentarios :

Anónimo dijo...

En las últimas semanas se han podido leer tres comentarios ofensivos contra este blog y la idea que difunde. Los dos primeros comentarios ridiculizaban, supuestamente desde Madrid, al deseo d ela biprovincialidad y remarcaban la inferioridad de Alcalá respecto de Madrid, lo cual es incuestinable.

El segundo comentario dejó leer un rotundo "IMBECIL".

Parece que el mundo sería más bonito si en todas las plazas de la autonomía CAM hubiera un oso y un madroño pero no es así porque hay indiscutibles rasgos diferenciales e identidades propias y distintas a la madrileña y chulapa.

De momento que nos dejen a los alcalaínos soñando con la recuperación de la Tierra de Alcalá y con la creación de la biprovincialidad.

2 ES +

Anónimo dijo...

Yo estoy de acuerdo con que la capital de la Comunidad,de Madrid,no hubiese recaido en la misma que tiene el Estado.
También en que Alcala de Henares,hubiese ostentado la capitalidad de la región,por su gran riqueza histórica.
Además que la capital de la región recayera en una ciudad tan bella cono es Alcala,sería un motivo de orgullo para todos los madrileños de esta región.
Aunque también es cierto que ahí,mas ciudades de la Comunidad que podrían ostentarla,y tiene el mismo derecho para presentar para ser candidatas.

Anónimo dijo...

Esto es increible,¿por que incluyes territorios que no han pertenecido y no han sido nunca parte de la Comarca de Alcala?Que pasa que la Comarca de Alcala es muy pequeña,para hacerla provincia verdad,,¿?
Claro y luego es Madrid,la absorvente,y centralista de territorios...
Ahí ahí cerca de 55 localidades que nunca os han pertenecido,y que ahí están incluidos pero esque luego
encima,nos tirais dardos envenenados,con estos argumentos de que Madrid es la absorvente y centralista""Que poca falta de cuherencia""

Anónimo dijo...

La bandera que habeis creado es horrorosaEsque no imagino que el Cardenal Cisneros tuviera tan mal gusto......

Provincia para Alcalá dijo...

Estimados amigos:

Sin caer en la descalificación, sobre todo del primero de ambos, vamos a responderos.

El relieve del dibujo que tanto le ofende es la Diócesis de Alcalá, y se ha dibujado, al ser el único "representante territorial real" que actualmente existe puesto que a Alcalá se le desposeyó de sus fueros y de su Tierra primero y de su comarca después al conformarse la provincia de Madrid.
La Diócesis de Alcalá se funda en 412 y es, después del ager romano de Complutum (MUCHO más extenso), el siguiente territorio alcalaíno en la historia.

1º A día de hoy puede que la Iglesia no ejerza el poder político que ostentaba hasta hace tres siglos pero no hay que olvidar que sí existió una diócesis alcalaína, con un poder religioso y un poder político que sí tuvo mientras existió esta antigua diócesis (y al desaparecer esta en 1099, la Comunidad de Villa y Tierra).
2º Gusta mucho decir "localidad" en Madrid. Por cierto, ¿Qué "localidades" habían pertenecido a Madrid aparte de las del alfoz?¿Cree que Alcalá sí?
3º Otra cosa, ya que le preocupa tanto el tamaño, le recomiendo que investigue las superficies de las provincias vascas pues no son mucho mayores que la nuestra. ¿Acaso el tamaño importa?

Al segundo, la bandera no la hemos hecho nosotros. La encontramos en Internet y la retocamos informáticamente.