EL BLOG DE LOS REGIONALISTAS ALCALAÍNOS

El foro-blog Provincia para Alcalá YA nace como el lugar de reunión y opinión de los regionalistas alcalaínos. Nuestro objetivo se basa en que sea reconocida una provincia complutense además de que luchamos contra el centralismo propugnado por la CAM. Para aquellos que creemos que las comarcas unidas de Alcalá tienen derecho a administrarse por sí mismas, a seguir manteniendo nuestra cultura y a progresar a nuestra manera, este es nuestro punto de encuentro.


Te invitamos a echar un detenido vistazo a nuestro blog o si lo deseas, dar un paseo por nuestro foro (botón morado de la derecha)

martes, 25 de enero de 2011

Cara y Cruz: Torrejón encabeza el impulso económico comarcal. Mientras tanto, Alcalá se hunde.

(Artículo cortesía de Grupo Ciudadano Por Alcalá)

TORREJÓN PROMUEVE LA CREACIÓN DE EMPLEO (¿QUÉ HACE ALCALÁ?) Y LA CIUDAD DEL CINE DEL SOTO DE ESPINILLOS.

Estos días puede verse multitud de grandes carteles publicitarios del ayuntamiento de Torrejón de Ardoz en los que se anuncia a bombo y platillo la construcción del enorme polígono industrial Casablanca, entre la Base Aérea y nuestra ciudad. Suponen 1,5 millones de metros cuadrados colindantes con el vallejo del Torote, el cual está en término alcalaíno y se ha invadido con obra para crear una cauce artificial para, suponemos, desagüe del citado polígono.

Los grandes cartelones indican que se quiere impulsar la localidad como motor económico e industrial del Henares y que es el primer polígono que se hace en el pueblo desde hace 20 años. Una gran frase señala que en Torrejón se crea empleo.

Días atrás, en las noticias de la capital en teletexto de Telemadrid pudimos leer que el ayuntamiento madrileño construirá hasta 4 edificios multiempresas en el distrito de Vicálvaro para generar actividad económica en la capital de España.

El 2 de enero de 2011 aparecía en Diario de Sevilla una entrevista a Rosa Madrid Racero, socia de Knight Frank España, gestiona 20 centros comerciales en toda España, organiza la expansión de grandes marcas, es consultada para las operaciones inmobiliarias y ahora participa de los nuevos modelos de negocio que la crisis ha depurado en el sector terciario. Comenta que si en el céntrico barrio sevillano de Nervión se pudieran hacer tres torres de oficinas, se ocupaban y que en la capital hispalense hacen falta grandes edificios para oficinas de empresas. Una visión que creemos interesante para Alcalá.

A principios de enero aparecía en prensa digital al concejal complutense de urbanismo y explica que al sur de la R-2, en zona ZEPA de gran valor ecológico como zona colchón para el gran bastión al norte de la autopista, se planean 300 hectáreas de suelo económico y 160 para residencial. Hoy, a 21 de enero escuchamos que el consistorio alcalaíno quiere tener listo el PGOU antes de las elecciones de mayo. Dicen que tendrán en cuenta la creación de suelo productivo y parece ser que será en zona ZEPA. Nos oponemos a que se descatalogue esa valioso reducto ornitológico. Creemos que los polígonos industriales actuales podrían ser optimizados para acoger industrias ya que parecen tener enormes huecos sin ocupar y que las empresas de servicios podrían, en lo posible, relacionarse con la trama urbana residencial o, al menos, aprovechar los grandes ejes de entrada a Alcalá en las mismas proximidades a la ciudad. Habrá que ver qué propone ese PGOUAH (Plan de Ordenación Urbana de Alcalá de Henares), si nos condenan a una ciudad más parecida a un pueblo o a una macrourbanización dormitorio, si se ha elaborado chapuceramente o, de lo contrario, se ha hecho siguiendo buenos criterios.

Creemos que debe optimizarse el suelo que hay disperso en los polígonos industriales más cercanos a la A-2, compactarse más el tejido urbano y no crear esos islotes residenciales en medio de la nada, de alejados polígonos industriales, desangelados, y sin conectarse con el resto de la ciudad. Un modelo ilógico e insostenible. ¿Se hace así ciudad?

La pregunta del título de este artículo la hacemos porque nos quedamos perplejos al observar en que la zona industrial de las carreteras de Daganzo y Camarma no se levantan espacios de actividad económica sino viviendas, alejadas de Alcalá y desaprovechando oportunidad de desarrollo económico en una zona apta y sin amenazar la ZEPA.

Nos quedamos anonadados cuando leemos en Internet que el Banco Santander pretende o pretendía levantar la Torre E3 de 26 plantas dedicadas a viviendas en la glorieta Luis de Vitoria, frente a Casa Hippolytus, en Avenida de Madrid. El complejo es un espectacular rascacielos que moderniza la imagen de Alcalá sin causar daño, creemos, al casco histórico de nuestra ciudad pero, ¿por qué un minirrascacielos residencial en una arteria tan oportuna para la instalación de oficinas? La imagen de esta torre la hemos obtenido de: http://www.urbanity.es/foro/rascacielos-y-highrises-mad/17121-alcala-de-henares-madrid-torre-e3.html

Según se lee en este mismo foro, parece que la parcela que está entre Avenida de Madrid y la estación de cercanías de La Garena, junto al túnel de la Fiat, irá destinada a viviendas. Hablan de dos torres de 70 metros. No sabemos qué hay de cierto. Otros foreros aportan un enlace de Internet y parece que se levantaría una urbanización residencial de baja altura.

Y la última moda, levantar edificios acristalados en alejados polígonos industriales que en realidad no son despachos profesionales sino lofts para viviendas, como los que dan fachada a la Avenida de Roma, junto a la Plaza de Teodosio.

Creemos que es una aberración este tipo de proyectos en cuando a usos. Defendemos que una zona estratégica como la Avenida de Madrid debe acoger edificios multiempresas, lugares donde los emprendedores de Alcalá y la comarca puedan instalar consultoras, bufetes, empresas tecnológicas y otras de complementarias a la industria. Debe darse la oportunidad a esos jóvenes alcalaínos que se asocian para crear una empresa de servicios (financieros, aseguradoras, servicios informáticos…) y lo hagan en Alcalá. Que por falta de espacios tengan que ubicar su iniciativa donde sí hay esos edificios, como puede ser Madrid.

No se entiende que un equipo de gobierno que presume de ser liberal no parece dar muestras de apoyo a la instalación de este tipo de iniciativas que repercuten en el enriquecimiento de Alcalá, en la diversificación del panorama laboral que tan en declive está.

Claro está, no es de extrañar que con tanta obsesión por convertir Alcalá en una aglomeración residencial sea necesario extender el metro de Madrid para poner a todos los que dormimos en Alcalá en pocos minutos en los centros madrileños de actividad: Chamartín, Julián Camarillo, Paseo de la Castellana…

Como publicamos hace unos meses cuando analizábamos el Atlas de Movilidad en la región, miles de alcalaínos trabajan en Alcobendas. Pues bien, ellos saben lo impresionante que es esa localidad en cuanto a implantación de empresas. ¿No puede aspirar a eso la segunda ciudad de la región después de la capital? Parece que la localidad se beneficia de tener grandes avenidas, cuidado urbanismo, buenos parques, buenos servicios, una de las mejores transparencias municipales de España o el magnífico museo de ciencias CosmoCaixa, algo que perfectamente podría haber albergado esa ínclita y gloriosa Ciudad del Saber y centro de difusión del humanismo en el Renacimiento: Alcalá de Henares.

Mientras visitábamos los edificios de viviendas de El Olivar, antiguo feudo industrial, vimos pasar el autobús que marchaba a Toledo por la A-2 desde Guadalajara. Un autobús que no hacía parada en Alcalá y que podría abrirnos una interesante vía de contacto con la ciudad imperial y con la que se podrían generar interesantes sinergias al tratarse de una ciudad cultural, monumental y turística de primera magnitud. ¿Hay idea de aprovechar todas esas líneas de largo recorrido que pasan por Alcalá sin hacer parada y que cualquier ayuntamiento de cualquier ciudad que se precie de serlo lucharía por conseguirlo?

Por último, queremos manifestar muestra opinión sobre ese proyecto de Ciudad del Cine que apareció en los medios hacia el 11 de junio de 2010. El ayuntamiento respaldaba la creación de un polígono en el que las industrias audiovisuales vinculadas al cine darían trabajo a más de 5.000 personas en una parcela de 170 hectáreas (170 campos de fútbol) en el Soto de Espinillos. Nada más se ha vuelto a escuchar a ese respecto. La idea de generar más de 5.000 empleos en el término alcalaíno es fantástica y la apoyamos pero nos oponemos frontalmente a que el único espacio libre, rural, verde, que separa la ciudad de Alcalá de la aglomeración suburbana madrileña –en este caso Torrejón de Ardoz- sea urbanizado y ocupado, consolidando una conurbación en torno al eje de la A-2 totalmente urbanizado, sin solución de continuidad; un continuo urbano en el que, ahora sí, Alcalá sería un apéndice del Gran Madrid. Defendemos que Alcalá se mantenga separada físicamente de la monstruosidad periurbana de Madrid, como un núcleo urbano rodeado de espacios sin ocupar, naturales o rurales; que el viajero pueda arribar hasta Alcalá después de atravesar una franja de olivar y baldíos una vez pasados el conurbano formado por Torrejón, San Fernando, Coslada y la zona aeroportuaria. Es importante que Alcalá se perciba como una ciudad separada físicamente de la gran mancha de 5 millones de habitantes y esos espacios verdes funcionan como válvulas de escape psicológico y que clarifican los límites entre los cascos urbanos. Además, Alcalá tiene aún la fortuna de disponer de esos espacios a los que escapar para pasear y huir en muy pocos minutos de la urbe complutense y su frenético ritmo. De construirse, la Ciudad del Cine habría de planificarse en algún área cercana a Alcalá y no en esa ubicación marginal, excéntrica y en tierra de nadie que es el Soto de Espinillos, ni Alcalá ni Torrejón. Sería ideal que esa Ciudad del Cine, ubicada en la estructura urbana de Alcalá, se relacionara fuertemente con la ciudad dada la cercanía física; que sus trabajadores estuvieran más vinculados con la ciudad y la dieran vida; en definitiva que surgieran intensas sinergias entre la Ciudad del Cine y Alcalá. En caso contrario, recordaría a un pegote alejado de la población que vive de espaldas a la misma, algo así como Tres Cantos cuando dependía de Colmenar Viejo.

Señores candidatos a la alcaldía, por favor, expongan a los complutenses si hay iniciativas concretas en relación a este escrito.

Grupo Ciudadano Por Alcalá.

1 comentario :

Anónimo dijo...

Cuando os aburrís
Nunca tendréis ninguna provincia 😀😀😀😀
Prefiero un municipio que se modernice